CRÁNEOS SAGRADOS

La Rioja Tierra AbiertaNota de prensa

cráneos de los santos patronos

La arqueta relicario expuesta en Arnedo es de manufactura indoportuguesa y realizada en plata y carey

RELICARIO CON LOS CRÁNEOS DE SAN COSME Y SAN DAMIÁN.

COLECCIONES REALES DEL PATRIMONIO NACIONAL. MONASTERIO DE LAS DESCALZAS REALES (MADRID).

EXHIBIDO EN LA IGLESIA DE SAN COSME Y SAN DAMIÁN (CALLE SAN COSME 1, ARNEDO).

Atendiendo a la tradición cristiana, los hermanos Cosme y Damián fueron martirizados y enterrados en Cyro, Siria. Teodoreto, obispo de dicha ciudad en el siglo V, atestiguó la existencia de una suntuosa basílica construida en su honor. En Roma, les dedicaron más de diez iglesias. Una de ellas, situada en la Vía Sacra, es una de las más hermosas de la capital italiana.

La rápida expansión de la devoción y el culto a los santos médicos bien puede explicarse en los favores concedidos por estos a los necesitados. No obstante, la sociedad político-religiosa de aquella época también pudo alentar esta creencia, al considerarla propicia para someter a los musulmanes a la fe cristiana.

Ya en el siglo XVI, la emperatriz María, a petición de Felipe II y con la autorización secreta del Papa, trajo los cráneos de Cosme y Damián desde Alemania hasta el monasterio de las Descalzas Reales en Madrid, donde han descansado desde entonces. En Munich y en Viena, conservan actualmente otras dos parejas de cráneos de los santos.

La arqueta relicario expuesta en la iglesia de San Cosme y San Damián es de manufactura indoportuguesa y fue realizada en plata y carey de gran finura y categoría, con representaciones de plantas y pájaros de colores vivos.

En el interior de la urna que protege las reliquias, hay unos documentos depositados que fueron investigados por el vicario de la villa de Madrid, en 1628. Según estos testimonios, el cráneo mayor perteneció a San Cosme y el menor, a San Damián.