LA CANCIÓN DE SATURNINO ULARGUI

La Rioja Tierra AbiertaNota de prensa0 Comentarios

Espacio dedicado al cine en general y a Saturnino Ulargui en particular

El productor riojano produjo en 1930 la primera película sonora hablada y cantada de la historia del cine español

LOS NOVIOS DE LA CANCIÓN DEL DÍA. 1929. POR GUSTAVO DE MAEZTU.

CARBONCILLO SOBRE PAPEL.

CEDIDO POR EL MUSEO GUSTAVO DE MAEZTU (ESTELLA-LIZARRA).

EXHIBIDO EN EL NUEVO CINEMA (PASEO DE LA CONSTITUCIÓN 40, ARNEDO).

Saturnino Ulargui (Ochoa) había llegado a Logroño desde Viana a mediados del siglo XIX, iniciando en la capital riojana una próspera carrera como comerciante. La continuaría su hijo, Saturnino Ulargui (Giménez), con un espíritu muy proclive para los negocios. Y, de otros modos, su nieto, Saturnino Ulargui (Moreno), arquitecto y recordado productor de cine.

Tercera generación de reputada familia y triunfante empresario durante las primeras décadas del siglo XX, Saturnino (el nieto; Logroño, 1894-Madrid, 1952) había dedicado sus esfuerzos más jóvenes a la arquitectura. Como constructor, el logroñés obtuvo algunos premios y colaboró con destacados profesionales de la época, como Secundino Zuazo.

Sin embargo, activado por su propia inquietud empresarial, desembarcó en el mundo del cine en los años 20, dejando un poso de mecenazgo inolvidable. Se le recuerda como un hombre culto, educado y con un amplio horizonte comercial; un caballero en el mundo de los negocios.

Accionista fundador de SAGE (Sociedad Anónima General de Espectáculos), llegó a controlar una treintena de cinematógrafos en los años 30. En Logroño, distribuyó numerosas películas y llegó a ser responsable del cine más destacado de la ciudad: el Olympia.

En 1930, Saturnino produjo en Londres ‘La canción del día’ (1930), primera película sonora hablada y cantada de la historia del cine español. Un hito. En ella, contó con Ramiro de Maeztu como asesor ambiental, un concepto muy novedoso por entonces. El vitoriano, hermano del escritor Ramiro de Maeztu, fue un pintor costumbrista principalmente de paisajes, muy influenciado por el modernismo. Hijo de madre francesa con orígenes italianos y de padre cubano con raíces riojanas (Alcanadre), inmortalizó durante el rodaje una escena del histórico largometraje. Ese recuerdo de carboncillo está presente en La Rioja Tierra Abierta.

Más adelante, Saturnino creó U Films (1932), productora de ‘El malvado Carabel’ y ‘María de la O’. Ya, en plena posguerra, concibió Ufisa (1940), responsable de algunos clásicos como ‘La Malquerida’, ‘A la lima y al limón’ y ‘La parrala’ .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *