LA FÁBRICA MADRE

La Rioja Tierra AbiertaNota de prensa0 Comentarios

Libro de firmas y medalla al mérito sindical

Sevillas S.A. fue una empresa pionera en el sector del calzado e implicada con las necesidades sociales de Arnedo

LIBRO DE FIRMAS DE SEVILLAS S.A., CAJA GUARNECIDA Y MEDALLA AL MÉRITO SINDICAL. 1947. PAPEL Y TINTA.

CEDIDO POR UN COLECCIONISTA PRIVADO.

EXHIBIDO EN EL NUEVO CINEMA (PASEO DE LA CONSTITUCIÓN 40, ARNEDO).

Sevillas S.A. fue una marca de empresarios emprendedores y pioneros en el sector del calzado; pero también es el recuerdo de una familia implicada con la sociedad y sus necesidades; mecenas de proyectos benéficos de viviendas, alimentos y cultura. En Arnedo, muchos trabajaron en sus fábricas y otros tantos aprendieron a ser emprendedores en un gremio creciente.

Esta historia de esfuerzo y ensayo empezó con Bernardino Sevilla Labarta, tintorero establecido en Munilla en 1847; continuó con su hijo Cándido Sevilla (1860), quien amplió la industria de fabricación de paños; y creció aún más con sus descendientes (1890), que apostaron por las zapatillas de orillo con suela de cuero en el avanzado sistema ‘Black’, instalaron una central eléctrica para conseguir fuerza motriz y alumbrado propio, y prosiguieron con zapatillas de paño y un salto de agua con turbina.

En 1929, los Sevilla instalaron en Arnedo una fábrica de calzado vulcanizado (primeros en aplicar la patente), con corte de lona o paño y con una capacidad de 2.000 pares diarios. Fue en 1933 cuando trasladaron toda la maquinaria desde Munilla, construyendo nuevos edificios, modernizando otros y mejorando maquinaria y producción.

A finales de los años 30, los propietarios dotaron a las instalaciones de un nuevo edificio para vestuarios, lavabos, duchas, salas de lectura y recreo e incluso sala de lactancia y botiquín. Las dependencias disponían de teléfonos, altavoces, calefacción por vapor, agua, aire y resistencias eléctricas, así como refrigeración con ventiladores y aspiradores.

La empresa alcanzó los 780 empleados en su mejor momento. Progresaba tan ‘adecuadamente’ que en 1943 constituyó el grupo de Educación y Descanso, y la Hermandad ‘La Cadena’. Gracias a esta implicación social, en 1952, los Sevilla construyeron 52 viviendas sociales para obreros y dos escuelas donde recibieron educación sus hijos.

Evocar el recuerdo de la fábrica de los Sevilla permite a los arnedanos esbozar sonrisas de prosperidad y colorear frases de agradecimiento. Desde que llegaran a Arnedo en los años 30 desde Munilla, buscando mejores comunicaciones con el centro de la península, la fábrica y la familia de los Sevilla no sólo ejercieron de madre en el sector zapatero, alrededor de la cual surgieron otras muchas industrias conexas, sino que supusieron todo un empuje social para la ciudad.

La Rioja Tierra Abierta reúne entre las piezas expuestas en el Nuevo Cinema algunas vinculadas directamente con esta reconocida familia: un libro de firmas que acompañó en 1947 la entrega de una medalla sindical como empresa ejemplar, un cuadro original de Zaza Papidze sobre Julio Sevilla (2017), publicidad de 1910 sobre las zapatillas de la fábrica en Munilla, reproducción de la patente del vulcanizado que Miralles les cedió y algunas imágenes nostálgicas sobre la fábrica (propiedad de Nassica TV).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *