LA LEYENDA DEL PRIMER TRASPLANTE

La Rioja Tierra AbiertaNota de prensa1 Comentario

Milagro de San Cosme y San Damián, pintado por Pedro Berruguete

Pedro Berruguete retrató en el siglo XV una de las escenas milagrosas más conocidas de San Cosme y San Damián

MILAGRO DE SAN COSME Y SAN DAMIÁN. 1490. ÓLEO SOBRE TABLA. POR PEDRO BERRUGUETE

CEDIDO POR EL MUSEO DE LA REAL COLEGIATA DE COVARRUBIAS (BURGOS).

EXHIBIDO EN LA IGLESIA DE SAN COSME Y SAN DAMIÁN (CALLE SAN COSME 1, ARNEDO).

Los milagros atribuidos a San Cosme y San Damián enfatizan su memoria sacra como patronos de la medicina, protectores y auxiliadores. Especialmente extraordinaria es su intervención en un trasplante de pierna, tal y como relata el hagiógrafo italiano Jacobus de Voragine (siglo XIII), que también fuera arzobispo de Génova, en ‘Leyenda áurea de la vida de los Santos’.

Según cuenta con detalle en el ilustre compendio, Justiniano, un sacristán de una basílica romana construida en honor de los santos por el Papa Félix IV (siglo VI) estaba al borde la muerte. Debido a un tumor o a una infección, una de sus piernas se fue gangrenando lenta, dolorosa e irremediablemente. Una noche, el diácono soñó que San Cosme y San Damián acudían en su ayuda; durante la prodigiosa visita, éstos decidieron amputar el miembro dañado y sustituirlo por una extremidad sana que pertenecía a un criado de origen africano fallecido un día antes.

A la mañana siguiente, Justiniano estaba recuperado. Recordó el sueño y acudió al cementerio, donde encontró su pierna cercenada en la tumba del criado negro. Emergió así el mito de la milagrosa curación, el primer trasplante de órganos entre seres humanos.

La narración de esta historia se ha repetido en distintos documentos, aunque incluyendo sensibles modificaciones en la fecha, el lugar e incluso los participantes. Asimismo, son muchos los artistas que la han decidido inmortalizar (en algún caso terrible, el donante aparece vivo).

En la iglesia de San Cosme y San Damián de Arnedo, destaca la visión pictórica de Pedro Berruguete, una suerte de transición entre los estilos gótico y renacentista con precioso colorido. Esta pieza, que permanecerá expuesta en Arnedo hasta el próximo 29 de octubre, pertenece probablemente al grupo de tablas que el palentino trabajó en Burgos y es la única conservada del retablo mayor de la Colegiata de Covarrubias.

Es posible apreciar un eco italiano en la escena, un hecho que avalaría la idea (no unánime) de que el padre de Alonso Berruguete completó su formación en Italia. Los rostros de los personajes asoman rasgos de serena amplitud y las mujeres que contemplan el extraño prodigio (añadidas como libre licencia compositiva) descubren aires del Prerrenacimiento.

One Comment on “LA LEYENDA DEL PRIMER TRASPLANTE”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *